Saltar al contenido

Terrier galés – Descripción y características

La descripcion

El Welsh Terrier, también llamado Welsh, es una raza de perro de tamaño mediano de moda que se originó en Gales. Pertenece a la familia de las razas terrier que se distinguen por su marcada personalidad y excepcionales habilidades de caza. Los Welsh Terriers fueron criados para cazar animales como zorros y roedores. Su doble capa filiforme es suave por debajo y densa por fuera. Su aspecto único se ve realzado por su tupido bigote, cejas y barbas. El color del pelaje en la cabeza, las piernas y los cuartos suele ser marrón rojizo, mientras que la chaqueta que cubre la espalda suele ser negra o canosa.

Alto y ancho

Tanto los miembros masculinos como femeninos de la raza Welsh Terrier normalmente no miden más de 15 “a la cruz. El peso, por otro lado, suele ser de 20 a 21 libras.

Temperamento

Los Welsh Terriers, en general, son perros alegres, activos y alertas. Son amorosos, devotos y afectuosos con sus dueños familiares. La raza también es conocida por ser curiosa, juguetona e inteligente. Por lo general, son muy pacientes con los niños que toleran bastante bien los juegos bruscos. A las mascotas galesas les encanta nadar y cavar. Se ha observado que son resistentes, enérgicos y valientes; haciéndolos más adecuados para propietarios con un estilo de vida activo. Para mantener a la raza feliz y equilibrada, los entrenadores deben proporcionarles mucho ejercicio, así como un liderazgo y una socialización adecuados. La falta de reglas y estructura generalmente hace que los perros galeses sean tímidos e inseguros; peor, perro agresivo y bastante terco.

Aseo

El pelaje áspero y áspero de los Welsh Terriers debe ser arrancado con regularidad; tal vez varias veces al año. Para mantenerlo limpio y en buenas condiciones, los dueños deben tomarse el tiempo de peinarlo y cepillarlo varias veces a la semana.

Problemas de salud

Los perros galeses son generalmente saludables. Tienen una esperanza de vida promedio de alrededor de 12 a 13 años. Sin embargo, se sabe que la raza es propensa a algunas complicaciones de salud. Estos incluyen defectos oculares, enfermedad de Cushing, enfermedad de Addison, epilepsia, luxación de rótula, hipotiroidismo y displasia de codo.

mejor ambiente

Los miembros de la raza Welsh Terrier son relativamente adaptables. Pueden ser excelentes perros de apartamento siempre que se les dé suficiente ejercicio. Sin embargo, les va mejor en casas más grandes. Se recomienda encarecidamente sacarlos a caminar o trotar todos los días. Nadar y cavar también puede hacerlos felices.