Saltar al contenido

Razones por las que los perros muerden y cómo detenerlo

Si su perro muerde a alguien, probablemente se sienta preocupado y molesto. ¿Habrá ramificaciones legales? ¿Podrían sacrificar a su perro o sacarlo de usted? Después de una mordedura de perro, su primera reacción puede ser de shock o pánico. Sin embargo, es importante actuar rápidamente en caso de una mordedura de perro.

También se pueden evitar las mordeduras de perro, especialmente si sabe por qué pueden morder. Todos los niños y adultos deben aprender a protegerse en presencia de perros. Lo más importante es que los dueños de perros deben ser responsables de sus perros. Afortunadamente, tener un perro responsable y educar al público puede mantener a todos a salvo.

¿Por qué muerden los perros?

La mayoría de las veces, los perros muerden a las personas cuando se sienten amenazadas de alguna manera. Es un instinto natural que siempre está presente en los perros domésticos, por muy dulces que sean. Por eso es importante que cualquier persona que interactúe con perros comprenda qué puede causar este comportamiento agresivo.

  • Los perros pueden morder para defenderse, su territorio o un miembro de su manada. Las madres perros también protegerán ferozmente a sus cachorros.
  • Asustar a un perro, como despertar a un niño o un niño que se acerca repentinamente por detrás, puede provocar una mordedura de perro. Herir a un perro incluso por accidente, como empujar las caderas adoloridas de un perro mayor, también puede causar una mordedura.
  • Huir de un perro, incluso durante el juego, puede provocar que muerda. Pueden pensar que es parte de la diversión al principio, pero incluso esto puede convertirse rápidamente en agresión.
  • Los perros que se encuentran en una situación atemorizante pueden morder a cualquiera que se les acerque. Puede ser algo tan malo como ser abusado o abandonado, o puede ser algo que percibe como común, como un ruido fuerte.
  • Las lesiones y enfermedades también son una causa común. Si un perro no se siente bien, es posible que ni siquiera quiera que sus personas favoritas se le acerquen o lo toquen.

Cómo detener las mordeduras de perro

Como dueño de un perro, debes asumir la responsabilidad de entrenar a tu perro y mantenerlo bajo control en todo momento. Usted es responsable del comportamiento de su perro y es la primera línea de defensa para prevenir las mordeduras de perro. Es importante hacer todo lo posible para evitar que su perro muerda, y estos consejos pueden ayudar:

    • Como mínimo, dale a tu perro un entrenamiento básico. Continúe con un programa de entrenamiento de por vida para su perro para reforzar las lecciones que le ha enseñado.
    • Socialice a su perro desde una edad temprana según lo recomendado por su veterinario. ¡Comience esto cuando sea un cachorro y sea constante durante toda su vida! Socializar a su perro consiste en permitirle conocer e interactuar con diferentes tipos de personas en circunstancias tranquilas y positivas, incluidos niños, discapacitados y ancianos. También significa exponer a su perro a diversas situaciones de forma regular, como otros animales, ruidos fuertes, maquinaria grande, bicicletas y cualquier cosa que pueda inducirle miedo. Si su perro no está bien socializado o muestra signos de miedo o agresión, trabaje con un entrenador profesional antes de intentar cualquiera de las acciones anteriores. El entrenador puede ayudarlo a desarrollar un plan para socializar a su mascota de manera lenta y segura, si es posible.
    • Aprenda el lenguaje corporal de su perro, así como los principales signos que pueden provocar una mordedura. Cuando esté rodeado de gente, observe a su perro y sepa cuándo se acumula la agresión. Deténgalo o saque a su perro de la situación antes de que empeore.
    • No disciplina a tu perro con castigos físicos, violentos o agresivos. Opte por el refuerzo positivo antes de recurrir al uso de aversivos. Recuerde recompensar a su perro por su buen comportamiento.
    • Mantenga siempre a su perro con una correa corta o en un área cercada. Conozca bien a su perro antes de dejarlo sin correa en áreas autorizadas. Mantenga a su perro a la vista en todo momento. Si sabe que su perro puede ser temeroso o agresivo, no lo ponga en situaciones en las que podría volverse temeroso y morder a otra persona o animal. En su lugar, sea más precavido y trabaje con un entrenador profesional que pueda guiarlo.
    • Si sospecha o sabe que su perro tiene tendencias temerosas o agresivas, siempre advierta a los demás. No permita que su perro se acerque a personas y otros animales a menos que la situación esté muy controlada. Sea consciente de los límites de su perro y no lo ponga en situaciones que lo estresen o lo pongan en peligro a él y a los demás. Trabaja con un adiestrador si sabes que tu perro tiene tendencias temerosas o agresivas. Pueden discutir el uso adecuado de un bozal de canasta si es necesario.
    • Mantén al día las vacunas de tu perro (especialmente contra la rabia) y acude al veterinario con regularidad para realizar controles.

    Cómo interactuar con los perros

    Los perros son lindos y a menudo amigables, por lo que es fácil emocionarse cuando ves uno. Sin embargo, pueden volverse rápidamente contra alguien que no conocen. Incluso si usted no tiene un perro, es importante conocer el comportamiento adecuado para interactuar con los perros y saber cómo y cuándo acercarse a uno. También enséñeles estas cosas a los niños para que todos sepan qué hacer para evitar las mordeduras de perros.

      • Nunca intente acercarse o tocar a un perro desconocido sin antes pedirle permiso al dueño. Si un dueño no está presente, manténgase alejado del perro.
      • Cuando conozcas a un perro desconocido, deja que se acerque a ti. Deja que te huela. No se acerque para acariciarlo a menos que el dueño le haya dado permiso. Si el dueño y las señales del perro son apropiadas, puede ponerse en cuclillas o rodar sobre su costado. Siempre deje que huela su mano antes de acariciarla.
      • Mantenga su rostro alejado de un perro desconocido; esto incluye “abrazos y besos”.
      • Comprende el lenguaje corporal del perro. La mayoría de los perros mostrarán señales de advertencia específicas antes de morder. Pero algunos no pueden.
      • Si está atrapado por un perro, quédese quieto y evite el contacto visual. Nunca corras ni grites. Cuando el perro deje de prestar atención, retrocede lentamente.
      • Si es golpeado por un perro, tírese de costado en posición fetal, cubriéndose la cabeza y la cara. Quédese muy quieto y tranquilo.
      • Nunca te acerques a un perro que esté comiendo, durmiendo o cuidando cachorros. Es más probable que los perros en estas situaciones sean protectores y se sorprendan.
      • Nunca deje a niños pequeños o bebés solos con un perro por ningún motivo.
      • No se acerque, toque ni intente mover a un perro herido. En su lugar, comuníquese con un veterinario profesional o con el departamento de control de animales para obtener ayuda.

    Si ocurre una mordedura de perro

    No se demore, si su perro muerde a alguien, siga estos pasos:

    1. Estate tranquilo.
    2. Confine a su perro en una jaula o en otra habitación.
    3. Ayude a la víctima de la mordedura a lavarse bien la herida con agua tibia y jabón.
    4. Sea cortés y comprensivo con la víctima de la mordedura. Evite culpar o ponerse a la defensiva. No significa que tengas que admitir la culpa. Recuerde que lo que diga puede usarse en su contra más adelante si se toman acciones legales o civiles.
    5. Comuníquese con un médico de la víctima de la mordedura. Dependiendo de la gravedad de la mordedura, es posible que se necesite una ambulancia. Independientemente de la gravedad de la mordedura, la víctima debe consultar a un médico. Las mordeduras de perro que parecen ligeras en la superficie pueden volverse graves muy rápidamente.
    6. Ofrezca ponerse en contacto con un amigo o familiar de la víctima.
    7. Intercambie sus datos de contacto con la víctima. Proporcione la información de su seguro, si corresponde.
    8. Si hubo testigos, obtenga su información de contacto.
    9. Comuníquese con su veterinario y obtenga el historial médico de su perro.
    10. Notifique a las autoridades locales del incidente y obedezca sus órdenes.

    Mordeduras de perro y la ley

    Las leyes sobre mordeduras de perro pueden variar ampliamente según la jurisdicción local. Es importante que investigue las leyes de su área, para que sepa qué esperar. Las siguientes condiciones generalmente se aplican en casos de mordedura de perro:

    • Deberá mostrar prueba del historial de vacunación contra la rabia de su perro.
    • Puede ser necesario un período de cuarentena. Es probable que el período sea más largo si la vacunación contra la rabia no está actualizada.
    • Dependiendo de la situación y los antecedentes de su perro, es posible que se refiera a su perro como un “perro peligroso”. Es posible que deba cumplir con leyes específicas sobre el manejo de su perro.
    • Las leyes pueden requerir que su perro sea sacrificado si su perro se considera “peligroso”, si la lesión fue muy grave o si ha ocurrido una muerte. Además, podría ser considerado legalmente responsable y enfrentar cargos criminales.

    Tu papel después de una mordedura de perro

    La víctima de una mordedura de perro puede optar por presentar una denuncia o entablar una acción civil en su contra. En cualquier caso, debe contratar inmediatamente a un abogado.

    Es posible que se le ordene legalmente o no que cubra los costos médicos de la víctima. Desde un punto de vista ético, puede tener sentido ofrecer un pago por adelantado. Esto le muestra a la víctima que acepta la responsabilidad de su perro. Incluso puede ayudarlo a evitar una prueba complicada. Esta es la primera y más importante medida ética que debe hacer, incluso si tiene una explicación para la mordedura de perro. En realidad, probar que su perro fue provocado o reivindicado de alguna manera será difícil a menos que se demuestre que la víctima ha cometido un delito. Puede que no sea un argumento que no valga la pena debatir.

    Si tiene la suerte de quedarse con su perro, es su responsabilidad evitar que este tipo de cosas vuelva a suceder en el futuro. Toma medidas para evitar que tu perro vuelva a morder. En la mayoría de los casos, una mordedura de perro se puede evitar fácilmente tomando las medidas de seguridad adecuadas.

    Si puede determinar qué provocó la mordedura, intente evitar que su perro acabe en la misma situación. Trabaje con su perro para ajustar su reacción al gatillo. Es absolutamente esencial trabajar en el entrenamiento y la socialización con su perro lo antes posible después de la mordedura. El mejor plan es contactar a un entrenador profesional y posiblemente a un especialista en conducta veterinaria.

    Se puede ayudar a muchos perros agresivos mediante el entrenamiento, la socialización y la modificación del comportamiento. Desafortunadamente, en algunos casos un asalto mayor no se puede revertir y lo más humano que se puede hacer es la eutanasia. Por supuesto, este es el último recurso.

    Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario de inmediato. Para preguntas relacionadas con la salud, siempre consulte a su veterinario, ya que ha examinado a su mascota, conoce su historial médico y puede hacer las mejores recomendaciones para su mascota.