Saltar al contenido

Qué hacer si su perro tiembla

Muchos perros tiemblan o tiemblan, incluso cuando no hace frío afuera. Esto es especialmente común en perros pequeños como los chihuahuas. Si bien los escalofríos pueden ser un hecho normal en la vida de algunos perros, también pueden ser una señal de advertencia de que algo anda mal.

Hay muchas razones diferentes por las que su perro puede temblar, desde leves hasta preocupantes. Si debe buscar tratamiento o no dependerá del consejo de su veterinario, pero tenga en cuenta que algunas de las razones por las que los perros tiemblan son bastante difíciles de precisar.

Advertencia

Comer muchas toxinas diferentes puede hacer que su perro tiemble o tenga convulsiones. Lleve a su perro al veterinario y llame a Animal Poison Control (888-426-4435) inmediatamente si su perro ha comenzado a temblar después de comer algo. Las toxinas pueden causar una emergencia médica muy rápidamente, así que no espere y vea si cree que los temblores de su perro fueron causados ​​por comer algo nuevo.

Los perros tiemblan por muchas razones. Ahora exploremos algunos de ellos, comenzando con la explicación menos seria y avanzando desde allí.

Temperatura fría

Muchos perros con pelaje fino o bajo contenido de grasa, como los galgos y los dóberman, se enfrían fácilmente. Incluso si hace 50 o 60 grados F afuera, algunos perros tienen frío. Tenga especial cuidado en climas húmedos o lluviosos, ya que esto enfría a los perros.

Si los temblores de su perro no se detienen después de calentarlo, consulte a su veterinario para asegurarse de que no suceda nada más.

Síndrome de temblor generalizado

Algunos perros pequeños simplemente “tiemblan”. Cualquiera que haya estado cerca de algunos chihuahuas o pinschers miniatura estará de acuerdo en que muchos de estos perritos tiemblan mucho. Los expertos no han podido precisar exactamente por qué, pero los perros pequeños pueden sentir frío con más frecuencia, estar más ansiosos o por alguna otra razón desconocida.

Preocúpese más si el temblor es un comportamiento nuevo o si acompaña a otros cambios en el comportamiento de su perro. Si su perro pequeño tiembla mucho, consulte con su veterinario.

Su veterinario puede evaluar el tono muscular y buscar otras razones por las que su perro podría estar temblando. Ella puede diagnosticar a su perro con síndrome de temblor generalizado (GTS), que puede tratarse con corticosteroides.

Signo de debilidad o lesión muscular

¿Alguna vez ha hecho tanto ejercicio que sus músculos tiemblan un poco? ¿O ha notado que un músculo desgarrado vibra cuando se mueve en la dirección incorrecta? ¡Lo mismo les puede pasar a tus perros! El temblor es un síntoma común de dolor, lesión o debilidad.

Consulte con su veterinario si el temblor se limita a un área en particular (por ejemplo, la pata trasera derecha), ha comenzado después de un ejercicio extenuante o va acompañado de una disminución en el nivel de actividad. Puede notar que los temblores musculares empeoran si toca la zona, intenta estirarla o masajearla, o si hace ejercicio con su perro. Muchos perros que tiemblan por el dolor o la debilidad también parecen estar estresados.

Miedo, excitación o ansiedad.

Las emociones fuertes pueden hacer temblar a los perros.Si nota que los temblores de su perro comienzan y se detienen en situaciones específicas (como en el veterinario, cuando los invitados están de visita o durante los paseos), es muy probable que haya una razón emocional para hacer temblar a su perro. Incluso si esto es causado por la emoción en lugar del miedo, es una buena idea obtener ayuda para enseñarle a su perro a sentirse relajado.

En este caso, a menudo es mejor consultar a un asesor certificado en comportamiento canino para aprender cómo ayudar a su perro a sentirse más relajado en cualquier situación dada.Evite al entrenador de obediencia local, ya que son mejores para enseñar órdenes que para cambiar emociones.

Su asesor de comportamiento canino puede sugerirle que hable con su veterinario sobre la medicación conductual para su perro si parece que los protocolos de modificación del comportamiento no le están ayudando mucho.

Enfermedades o motivos médicos

Hay muchas enfermedades aterradoras que pueden hacer temblar a tu perro.El moquillo, las enfermedades neurológicas, las enfermedades renales y los trastornos convulsivos (junto con muchas otras enfermedades) pueden causar temblores en los perros.

Lleve un registro de cualquier otro cambio en el comportamiento, el nivel de actividad y el apetito de su perro. Preste mucha atención a la frecuencia, el olor y la consistencia de las heces y la orina de su perro. Si los temblores de su perro son relativamente recientes y están acompañados de otros síntomas, hágase un chequeo veterinario completo lo antes posible. Puede haber análisis de sangre y otras pruebas, ¡pero valdrá la pena por la salud de su cachorro!

Si bien algunas de las enfermedades que causan temblores son tratables o manejables, otras, como el moquillo, son muy graves y, a menudo, fatales. Vacune a su perro para ayudar a prevenir el moquillo. Una buena atención preventiva también puede prevenir la enfermedad renal. Las causas de los trastornos convulsivos y las enfermedades neurológicas pueden ser más difíciles de precisar.

Procesando

El tratamiento para un perro tembloroso variará según la causa subyacente. Para un perro que tiene frío o está emocionado, el tratamiento puede ser tan simple como calentarlo o calmarlo. Si eso no ayuda, probablemente sea hora de ver a un veterinario.

Hay algunas señales de advertencia que nos hacen saber que es hora de ir a ver a un veterinario lo antes posible. Llame a su veterinario inmediatamente si:

  • Los temblores de su perro van acompañados de otros síntomas, como letargo, ansiedad, diarrea, cojera o vómitos.
  • Los temblores de su perro interfieren con el comportamiento normal, como el tiempo de juego o el sueño.
  • Su perro comenzará a temblar después de ingerir algo inusual.
  • Su perro parece angustiado cuando está temblando. Preste especial atención a las “señales calmantes” como jadear, lamer los labios o tirar las orejas hacia atrás.

Si su perro está enfermo o lesionado, es probable que los tratamientos requieran la ayuda de un veterinario. Su veterinario puede ordenar reposo, masajes o incluso cirugía, dependiendo de la causa subyacente de los temblores de su perro.

Dependiendo de lo que haya comido su perro, es posible que un perro que está temblando por las toxinas solo necesite vomitar. Asegúrese de hablar con un centro de control de intoxicaciones para verificar.

Cómo evitar los temblores en los perros

Nuevamente, la prevención específica dependerá de la causa de los escalofríos de su perro. Mantener a su perro abrigado, relajado, actualizado con sus cuidados preventivos, bien ejercitado y alejado de “bocadillos” tóxicos puede evitar que tiemble. Dicho esto, algunas razas o individuos podrían ser más propensos al misterioso “síndrome de temblor generalizado”, que no tiene forma conocida de tratar o prevenir.

Es importante buscar ayuda si los temblores de su perro van acompañados de cambios en el comportamiento, otros síntomas o comienzan después de comer algo nuevo. Si bien los escalofríos pueden ser solo un caso de síndrome de temblor generalizado o resfriado común, también pueden ser un síntoma de enfermedades graves o incluso ansiedad.