Saltar al contenido

¿Pueden los perros comer pasta?

Es demasiado tentador recrear esta escena de La dama y el vagabundo con tu cachorro, compartiendo un plato de pasta y casi besando sus adorables narices. Definitivamente hace una foto bonita, pero ¿es la pasta realmente segura para ellos? Resulta que la respuesta no es sencilla.

Si bien algunos veterinarios dicen que es perfectamente normal que su perro coma una cantidad moderada de pasta, otros no están de acuerdo. La cantidad de pasta que se le da a un perro y los ingredientes de la pasta juegan un papel importante. Y, como con todos los alimentos, primero debes asegurarte de que tu mascota no sea alérgica a la pasta o sus ingredientes antes de darle un plato lleno de espaguetis.

¿Pueden los perros comer pasta?

La pasta simple, cocida o cruda, generalmente es adecuada para perros. La pasta generalmente se hace con ingredientes simples como huevos, harina y agua. Estos ingredientes son seguros para los perros.

Las formas frescas y en polvo de ajo y cebolla, por otro lado, no son tan saludables. De hecho, contienen una toxina que podría provocar complicaciones graves y, a menudo, puede afectar negativamente a la salud de los perros que se los comen. El ajo y la cebolla, así como el cebollino y el puerro, forman parte de la Allium especies. Cuando las mascotas los ingieren, pueden desarrollar daños en sus glóbulos rojos, lo que hace que los glóbulos rojos se destruyan y provoquen anemia.

Signos de intoxicación por demasiado ajo y cebolla

  • Debilidad
  • Letargo
  • Mucosa pálida

Dado que el ajo y la cebolla son ingredientes comunes en la marinara y otras salsas de tomate, siempre debe evitar alimentar a su perro con pasta con la salsa incluida.

Los perros también son sensibles a varias hierbas y especias que a menudo se encuentran en diversas salsas y platos de pasta. Si su perro consume una gran cantidad de sal, por ejemplo, puede experimentar problemas neurológicos con síntomas como mareos, dolores de cabeza y convulsiones. El orégano es otro ingrediente común de la pasta que se considera tóxico para los perros. Otros, como la albahaca y la pimienta negra, están bien en pequeñas cantidades, pero deben limitarse y vigilarse si decide incluirlos en la dieta de su perro.

El queso es otro extra popular que se agrega a los platos de pasta. Si bien el queso es un regalo para las mascotas que se portan bien, no es saludable en grandes cantidades y puede provocar aumento de peso, problemas cardíacos y problemas gastrointestinales. Mantenga el queso al mínimo cuando alimente a su perro y utilícelo como una deliciosa recompensa por su buen comportamiento.

¿Cuánta pasta es la correcta?

Alimentar a su perro con pasta simple sin suplementos puede ser saludable en pequeñas cantidades. Si dejas caer uno o dos fideos en el piso de la cocina mientras preparas la cena, no hay nada de qué preocuparte. Y si su pequeño quisquilloso decide alimentar a su cachorro en lugar de comérselo él mismo, no se asuste. Solo asegúrese de que su perro coma porciones muy pequeñas, en todo caso, y evite darle un plato entero de pasta. Si los perros comen repetidamente porciones completas de pasta, podrían tener sobrepeso. Hay varios problemas de salud asociados con el aumento de peso, que incluyen enfermedades cardíacas, presión arterial alta y problemas respiratorios. El sobrepeso también puede exacerbar los problemas de salud existentes o provocar dolores articulares o musculares.

En pequeñas cantidades, los perros pueden comer pasta simple, sin salsa incluida. Bajo ninguna circunstancia le dé a su perro un exceso de una taza de pasta a la vez. Los veterinarios recomiendan que si está alimentando a su perro con pasta, solo lo alimente con uno o dos fideos cocidos por semana. Más que eso podría ser perjudicial para su salud.

Variedades de pasta

A medida que los alimentos bajos en carbohidratos ganan popularidad, aparecen cada vez más alternativas a la pasta. En los estantes de las tiendas de comestibles, encontrará pasta hecha con una variedad de ingredientes. Los garbanzos, las lentejas y el arroz son ingredientes comunes en la pasta baja en carbohidratos, que son particularmente buscados por quienes siguen una dieta sin gluten. Si bien estas variedades de pasta son ciertamente saludables para los humanos, no son necesariamente saludables para sus amigos peludos.


Investigaciones recientes muestran que los alimentos para perros sin cereales, incluidos los que utilizan lentejas y garbanzos como sustitutos de los cereales, pueden contribuir a la enfermedad cardíaca canina. Si bien esto no significa que las lentejas y los garbanzos sean estrictamente tóxicos para los perros, sí sugiere que su consumo debería ser algo limitado y que pueden no ser fuentes de alimento primarias ideales. Pero en general, los veterinarios están de acuerdo en que las lentejas y los garbanzos son generalmente saludables para los perros.

El arroz generalmente se les da a los perros para aliviar los problemas gastrointestinales y promover la salud. El arroz blanco es fácil de digerir y bajo en fibra, por lo que es un excelente alimento para alimentar a tu perro cuando tiene malestar estomacal. El arroz integral, otro alimento saludable para perros, es rico en fibra y es una buena forma de agregar vitaminas esenciales a la dieta de tu perro. El arroz integral es imprescindible para los dueños de mascotas que alimentan a sus cachorros con una dieta casera.

Así que siéntete libre de darle a fido uno o dos fideos la próxima vez que prepares pasta de garbanzos, lentejas o arroz. No les molestará el estómago y pueden encontrar el sabor tan intrigante. Si tienes un cachorro quisquilloso, puedes decorar su plato con algunos trozos de pasta simple para animarlo a comer.