Saltar al contenido

Pastor Australiano – Descripción y características

El Pastor Australiano, también conocido como Aussie, es una raza de perro popular que se originó en Australia. La raza pertenece a la familia Herding, que se distingue por la capacidad de los miembros de su raza canina para controlar los movimientos de otros animales. Como cualquier otra raza de pastoreo, los australianos fueron criados con el propósito de pastorear ovejas. Son perros de granja completos. De tamaño mediano, son perros rústicos con un pelaje bastante texturado. Su cabello largo hasta los hombros resistente a la intemperie puede variar de lacio a ondulado. Puede venir en diferentes colores, como rojo mirlo o hígado, azul mirlo, negro, rojo sólido con o sin marcas blancas y/o puntos tostados.

Dimensiones del pastor australiano

Los machos de la raza Pastor Australiano suelen medir entre 20 y 23 pulgadas en el hombro y pesan entre 50 y 65 libras. Las perras, por otro lado, son bastante más pequeñas con una altura de 18 a 21 pulgadas y un peso de 40 a 55 libras.

Temperamento

Los australianos son perros tranquilos y juguetones. Son valientes y generalmente son excelentes perros guardianes. La raza es conocida por su buena relación con los niños, pero puede ser bastante cautelosa con los extraños. Son devotos, leales, cariñosos y protectores. Los australianos también son extremadamente vivaces, ágiles y muy atentos con ganas de agradar. La raza es muy inteligente y rápida de aprender. Aunque bastante agresivos en el trabajo, especialmente con el ganado, los australianos suelen ser amables con sus amigos humanos. Sin embargo, tienden a volverse ansiosos y destructivos cuando no están dirigidos por un verdadero líder de la manada o no reciben suficiente estimulación mental y física.

Aseo del pastor australiano

Esta raza atlética de pastoreo requiere un cuidado mínimo del pelaje. Dependiendo de la longitud del cabello, algunos australianos necesitan más atención que otros. La raza tiende a mudar mucho pelo al menos dos veces al año, por lo que durante estos tiempos los australianos deben cepillarse y arreglarse con frecuencia.

Problemas de salud del pastor australiano

Los pastores australianos son generalmente propensos a algunos problemas de salud canina. Estos incluyen problemas oculares como cataratas y glaucoma, anomalías de la columna, alergias en la piel y cáncer. Debido a la coloración mirlo, la raza es susceptible a la sordera y la ceguera. Con el cuidado, la nutrición y el ejercicio adecuados, los australianos pueden vivir entre 12 y 15 años.

Mejor ambiente para el pastor australiano

La mayoría de los pastores australianos no viven bien en apartamentos. Mantenerlos encerrados puede hacer que ensucien su hogar. Son relativamente activos en el interior y tienden a hacerlo mejor con un espacio grande y seguro en el patio para jugar y correr. Además, los australianos son perros enérgicos que requieren mucho ejercicio vigoroso. Darles caminatas diarias, largas y enérgicas, trotar o correr es muy necesario para mantenerlos en forma tanto mental como físicamente.