Saltar al contenido

Pastor Alemán – Descripción y características

La descripción

El pastor alemán, también llamado alsaciano, es una raza originaria de Alemania. Pertenecen al grupo de los pastores por su tendencia natural a controlar los movimientos de otros animales. Criados para el pastoreo, a menudo se utilizan para pastorear ovejas. Los pastores alemanes son de gran tamaño y pueden tener diferentes tonos de negro y fuego. Su notable fuerza, inteligencia y habilidades excepcionales de entrenamiento de obediencia los hacen ideales para ciertos deberes policiales y militares.

Alto y ancho

Los pastores alemanes machos normalmente miden de 24 a 26 pulgadas de alto a la cruz, mientras que las perras miden de 22 a 24 pulgadas a la cruz.

Temperamento

Se sabe que los pastores alemanes son leales y muy inteligentes. Tienden a complacer a sus dueños y harán casi cualquier cosa para mantenerlos alejados de cualquier daño. Son independientes, enérgicos, valientes y confiados. Son elogiados por su voluntad de aprender, entusiasmo y deseo de propósito. Es parte de la naturaleza del pastor poder vincularse con la gente. No obstante, pueden volverse demasiado protectores de su territorio y de la familia que los posee, especialmente si no han sido socializados adecuadamente. Aunque se sabe que esta raza de perro se lleva muy bien con los niños, se recomienda que los dueños permanezcan cerca si sus hijos son muy pequeños. Los pastores pueden llevarse bien con otras mascotas, sin embargo, es necesario mantenerlos atados ya que a veces tienden a ser agresivos con otros perros.

Aseo

Los miembros de la familia del pastor alemán pierden mucho pelo, lo que los hace inadecuados para dueños con alergias. Para mantener adecuadamente su pelaje de doble capa, deben cepillarse al menos cada dos días.

Problemas de salud

Al igual que otras razas, los pastores también son propensos a sufrir ciertos problemas de salud. Estas enfermedades suelen incluir alergias a las pulgas, displasia de cadera, distensión abdominal, eczema, trastornos sanguíneos y ciertos problemas digestivos. Aunque son propensos a estas condiciones, los pastores alemanes pueden vivir hasta 12 años o más, siempre que sigan una dieta adecuada y hagan ejercicio.

Mejor ambiente


El pastor alemán es una raza familiar. Lo hacen mejor cuando siempre hay interacción con los miembros de la familia. No les gusta que los dejen solos durante largos períodos de tiempo. Además, los pastores son excelentes perros de búsqueda y rescate, asistencia, guardia y policía. Se vuelven muy apegados y protectores de sus amos.

Este perro necesita largas caminatas diarias y carreras regulares para mantenerse en forma. Se sabe que prosperan mejor en un entorno donde hay un amplio espacio para moverse y un amplio espacio para correr. Además de esto, se observa que esta popular raza de pastoreo es más feliz cuando se la somete a actividades físicas y mentales continuas.