Saltar al contenido

Lhasa Apso – Descripción y características

La descripcion

El Lhasa Apso es una raza de moda de perrito robusto que se originó en el Tíbet. Pertenece a la familia de razas no deportivas, popular por su distinguida personalidad y apariencia. Los perros Lhasa Apso fueron criados para ser perros guardianes y compañeros. Su doble pelaje recto es denso y largo por todo el cuerpo, llegando a veces incluso al suelo. Sus colores suelen venir en crema, dorado, miel, gris oscuro, humo, pizarra, así como varios colores de blanco, marrón y negro.

Alto y ancho

Tanto los miembros masculinos como femeninos de la raza Lhas Apso normalmente miden alrededor de 10 a 11 pulgadas de alto y pesan alrededor de 13 a 15 libras.

Temperamento

Lhasa ApsoLos Lhasa Apso, en general, son perros cariñosos, amistosos y devotos, aunque pueden ser bastante celosos. Suelen ser asertivos, vivaces y fogosos. Se sabe que la raza es inteligente y muy obediente con sus dueños. Los Lhasa Apso tienen un sentido del oído muy desarrollado; convirtiéndolos en excelentes perros guardianes. Debido a que la raza es propensa a desarrollar comportamientos negativos, sus manejadores deben mostrar un liderazgo adecuado. También se deben proporcionar muchas actividades físicas y mentales para que las mascotas de Lhasa Apso se mantengan estables. Además, se debe hacer una socialización adecuada para evitar que se vuelvan demasiado cautelosos o demasiado defensivos.

Aseo

Debido a que los Lhasa Apso son arrojadores promedio, requieren un cuidado de aseo relativamente alto. Esto se puede satisfacer cepillándolos a diario o bañándolos semanalmente. También se recomienda recortar y recortar el cabello trimestralmente.

Problemas de salud

Como cualquier otro perro, los perros Lhasa Apso también son susceptibles a varias complicaciones de salud. Estos típicamente incluyen alergias en la piel, trastornos renales, luxación de rótula, cataratas y cálculos en la vejiga. Sin embargo, con el cuidado, la dieta y el ejercicio adecuados, pueden vivir de 12 a 14 años.

mejor ambiente

Los miembros de la raza Lhasa Apso pueden prosperar bien en una casa de campo o vivir en un apartamento. Debido a su pequeño tamaño, el espacio no es un problema. No obstante, los propietarios deben asegurarse de que el animal reciba una socialización adecuada. A Lhasa Apso le encanta acurrucarse y seguir a sus dueños afuera. Además, se recomienda encarecidamente mantener su lugar fresco, ya que la raza tiende a ser intolerante a las altas temperaturas. En cuanto al ejercicio, el perro puede simplemente quedarse en casa y dar paseos cortos o juegos de interior.