Saltar al contenido

Lebrel afgano – Descripción y características

La descripcion

El sabueso afgano, también conocido como Tazi, es una raza popular de perros altos y delgados que se originó en Afganistán. Pertenece a la familia de razas de los sabuesos que destaca por sus excelentes dotes de caza. Los sabuesos afganos fueron criados para ser perros de caza y galgos. Su pelaje largo y sedoso suele ser de todos los colores; a menudo de color arena con flecos más oscuros en la cara y las orejas.

Alto y ancho

Las extremidades del sabueso afgano macho y hembra normalmente miden entre 25 y 27 pulgadas de alto y pesan entre 50 y 60 libras.

Temperamento

Los lebreles afganos, en general, son perros valientes y enérgicos. Se sabe que son dignos y sensibles, con bajos niveles de dominio. La raza es leal, muy gentil y cariñosa. Pueden ser bastante distantes, por lo que se recomienda encarecidamente la socialización. Los propietarios deben entrenarlos con suavidad y calma, pero con firmeza. Debido a que los lebreles afganos son generalmente nobles y majestuosos, se les considera el “rey de los perros”. Aunque la raza tiende a desconfiar de los extraños, no son hostiles. Son los más adecuados para los niños mayores que saben muy bien cómo convertirse en el amable líder de la manada de la raza. Los sabuesos afganos, además, pueden ser bastante difíciles de educar. También tienden a volverse tímidos y nerviosos si se les dan ejercicios físicos y mentales inadecuados.

Aseo

Los lebreles afganos generalmente requieren mucho cuidado de aseo. Deben bañarse dos veces al mes y su pelaje sedoso debe acondicionarse cuidadosamente. Peinarse el cabello cuando está mojado es muy importante. El cepillado también es muy recomendable. Se recomienda el aseo profesional para los nuevos propietarios.

Problemas de salud

Los miembros de la raza Afghan Hound son normalmente saludables. De hecho, tienden a vivir más que otras razas. Tienen una vida media de 12 a 14 años. Sin embargo, como cualquier otro perro, también son propensos a algunas complicaciones de salud. Estos incluyen alergias, sensibilidad a la anestesia y cánceres.

mejor ambiente

Con suficiente ejercicio, los lebreles afganos pueden vivir bien en un apartamento. Son relativamente activos en interiores y un patio seguro podría ser ideal para ellos. La raza puede vivir en el interior o al aire libre, pero generalmente es más feliz durmiendo en el interior. Sacar al perro Lebrel Afgano a dar un largo paseo oa trotar todos los días es muy necesario. Dejarlos correr libremente en un área abierta pero segura y cercada también sería excelente para la raza.