Saltar al contenido

¿Es la marihuana mala para los perros?

¿Pueden los perros drogarse con marihuana? ¿La hierba es mala para los perros? ¿Qué debe hacer si su perro se mete en el orinal de “otra persona”?

Como dueño de un perro, conocer las respuestas a estas preguntas es crucial, independientemente de su estilo de vida personal. Esté preparado para actuar si su perro está expuesto de alguna manera al cannabis. Esto es aún más importante a medida que más y más estados de EE. UU. Legalizan el uso de marihuana con fines médicos y / o recreativos.

La marihuana (Cannabis sativa) es la droga ilegal más común y popular que se consume en los Estados Unidos. Los fanáticos consideran que la droga es divertida, inofensiva y terapéutica. Existe un gran movimiento por la legalización de la marihuana y muchos creen que se debe investigar más sobre sus posibles usos medicinales. Todo esto ha provocado un aumento en el número de perros expuestos a la marihuana, tanto de forma accidental como intencionada.

Cómo afecta la marihuana a los perros

Los signos de intoxicación por marihuana son similares a los observados en humanos. Los perros pueden exponerse a la marihuana al inhalar humo de segunda mano o al ingerir la droga. Pueden encontrar y comer las hojas secas o “brotes” de la planta si se dejan a mano. Sin embargo, el tipo más común de exposición es por la ingestión de “comestibles”, por lo general productos horneados hechos con marihuana. Brownies, galletas, muffins, chocolate y muchos otros alimentos son alimentos cada vez más comunes.

Advertencia

Muchos alimentos para humanos por sí solos representan una gran amenaza de toxicidad para los perros. Agregar cannabis solo aumenta su potencial tóxico. Además, los productos comestibles están destinados al consumo humano en pequeñas cantidades. Un perro se comerá una cacerola entera de brownies “especiales” en un minuto. Lo siguiente que sabes es que estás lidiando con un perro enfermo y drogado.

Cantidad peligrosa de marihuana

El grado de efecto de la marihuana en los perros depende del tamaño del perro y de la cantidad que haya comido. Al igual que en los seres humanos, los signos posteriores a la ingestión suelen aparecer entre 30 y 60 años después. Sin embargo, los signos pueden durar mucho más en los perros. Un perro puede tardar entre 18 y 36 horas en recuperarse de los efectos de la ingestión de cannabis. Afortunadamente, no es probable que la toxicidad de la marihuana cause la muerte, especialmente si se administra el tratamiento médico adecuado.

Los signos comunes de toxicidad por marihuana en perros incluyen:

  • Letargo
  • Depresión
  • Tropezar / dificultad para caminar / embriaguez (ataxia)
  • Pupilas dilatadas
  • Aspecto vidrioso o aturdido
  • Incontinencia urinaria
  • Vómitos
  • Agitación y / o emoción.

En casos graves, los perros pueden presentar uno o más de los siguientes signos:

  • Convulsiones / temblores
  • Frecuencia cardíaca anormal
  • Problemas respiratorios (a menudo respiración lenta)
  • Hipotensión (presión arterial baja)
  • Hipotermia (temperatura corporal baja)
  • Coma
  • Muerte (rara pero más probable con THC de grado médico)

Qué hacer si su mascota está expuesta a la marihuana

Aunque la toxicidad de la marihuana rara vez es fatal, requiere atención médica. Comuníquese con su veterinario si sospecha que su perro ha estado expuesto a la marihuana. No tenga miedo de decirle a su veterinario lo bueno que es su perro y cuándo. No se deje engañar por el margen de seguridad de este medicamento e ignore el problema si su perro está expuesto al orinal.

¿Le preocupa meterse en problemas con la ley? Los veterinarios no están obligados a llamar a la policía en caso de exposición accidental. En general, es poco probable que se comuniquen con las autoridades a menos que sospechen de abuso o negligencia (en cuyo caso están obligados a informar). Su veterinario solo quiere ayudar a su perro y mantenerlo a salvo. Si es necesario, dígales que perteneció a “un amigo” que dejó las drogas a la mano. Sea honesto con su veterinario. Dígale a su veterinario cuánto y cuándo para que pueda brindarle la atención médica adecuada.

El tratamiento para la toxicidad de la marihuana generalmente implica cuidados de apoyo para controlar los síntomas. Es posible que su veterinario deba realizar pruebas de laboratorio para determinar si hay algún efecto sistémico, especialmente si el perro ha ingerido chocolate u otro alimento tóxico. Además, los perros pueden desarrollar problemas secundarios, como pancreatitis, en respuesta a alimentos ricos en grasas.

Haz que los perros se coloquen por diversión

Es triste decir que hay personas que drogan a sus mascotas y publican videos para reírse. Nunca debes darle marihuana a tu mascota a propósito. No es ético ni divertido drogar a un animal. Un animal no puede comprender la experiencia y, obviamente, no puede consentirla. Un animal intoxicado puede volverse muy confundido y ansioso. Es posible que estos perros no puedan mostrar estos sentimientos en el exterior, pero eso no significa que no sientan dolor. Mantener a las mascotas en alto es inhumano. Igual de malo es drogar a un niño.

Marihuana medicinal para perros

Si su mascota tiene un problema físico (dolor, ansiedad, etc.), puede sentir la tentación de darle marihuana para aliviar los síntomas, especialmente si su perro tiene una enfermedad crónica, debilitante y / o terminal. El hecho de que crea que le ayudará no significa que sea una buena idea. Podría terminar haciendo más daño que bien.

Todavía hay mucha investigación por hacer sobre el uso terapéutico y medicinal de la marihuana en general, y es necesario realizar más investigaciones para uso veterinario. Se ha demostrado que el uso médico humano de la marihuana medicinal es muy terapéutico para ciertas afecciones de salud, como epilepsia, artritis, ansiedad, cáncer, etc. El cannabidiol, o CBD, es un producto de cannabis sin tetrahidrocannabinol (el THC es lo que te “coloca”). Se ha demostrado que el CBD es eficaz para muchos problemas de salud e incluso se ha administrado médicamente a niños en los estados donde es legal. Pero la evidencia de su efectividad en las mascotas es básicamente solo anecdótica por el momento.

También es importante comprender que los veterinarios no están autorizados legalmente a recetar ninguna forma o derivado de la marihuana, ya que sigue siendo una droga de la Lista 1 de la DEA (y, por lo tanto, es ilegal a nivel federal, independientemente del estado). Además, no hay suficiente evidencia o pruebas disponibles para determinar los niveles seguros y terapéuticos de CBD y / o THC en perros.

Afortunadamente, esta es un área de investigación en rápida evolución. A medida que evolucionen las leyes, las percepciones y la ciencia, es muy probable que descubramos formas seguras y eficaces de utilizar la marihuana medicinal en las mascotas. Mientras tanto: no se arriesgue. Mantenga la marihuana en cualquier forma alejada de su perro, a menos que su veterinario le indique lo contrario.